Todo lo bueno es libre y salvaje, de Henry David Thoreau.

Todo lo bueno es libre y salvaje, de Henry David Thoreau.

Errata Naturae

€19,00
Precio unitario por

Pocos escritores o pensadores han tenido la puntería y el pulso de Henry David Thoreau. Pero a Thoreau no le gustaba la caza, así que usaremos otra metáfora: digamos mejor que pocos escritores o pensadores han sabido extraer la miel del mundo a partir de una sola flor, pocos han estado tan dotados para ese aforismo, esa frase o ese breve fragmento tras cuya lectura sentimos que algo destella, que algo en nuestra vida puede cambiar, que se despliega un conjunto inédito de posibilidades existenciales. Los libros de Thoreau, sus ensayos, sus diarios, sus poemas, sus cartas y sus manuscritos inéditos son una fuente inagotable del pensamiento más luminoso e inmediato, aquel que nos golpea en la cara como una ráfaga inesperada de aire fresco y vivificador. Desde esta premisa, se recoge en este volumen una amplia antología de los mejores pensamientos de Thoreau: aquí se trata sobre la belleza y el azar, la aurora y el crepúsculo, la amistad y la imaginación, la moda y la dieta, la libertad y la insumisión, la música y el silencio, los indios y la sabiduría, la simplicidad y el dinero, los viajes y la soledad, los árboles y los pájaros, el trabajo y el amor, la muerte y lo que nos salva, lo salvaje en la naturaleza y en nosotros mismos, los libros y el inextinguible deseo de leer, lo sagrado en el cielo y en la tierra, la felicidad de las marmotas y de los humanos, los paseos por el bosque y también por la ciudad, la estaciones y el ciclo interminable de la vida... Un verdadero regalo para todos aquellos que, tal como dijo Thoreau, saben que todo lo bueno es libre y salvaje.

HENRY DAVID THOREAU (Massachusetts, 1817-1862) fue uno de los padres fundadores de la literatura norteamericana. Pionero de la ecología y de la ética ambientalista, fue agrimensor, comercial, escritor y ensayista. Su primer libro, Musketaquid, nace de un intenso viaje por los ríos Concord y Merrimack junto a su hermano John. Pero Thoreau quiso experimentar la vida en la naturaleza de forma plena y para ello, el 4 de julio de 1845, Día de la Independencia, se fue a vivir durante dos años a una cabaña en los bosques, donde redactó su obra más conocida, Walden. Años antes se había negado a pagar impuestos debido a su oposición a la guerra contra México y a la esclavitud en Estados Unidos, por lo que fue encarcelado. De este hecho nace su ensayo La desobediencia civil, pionero en sus propuestas relativas a la insurrección frente al Estado y la no violencia.

CONOCE LA MARCA 

Llevaban años encerrados en bibliotecas trabajando sobre sus tesis doctorales –y sufriendo sucesivos desencantos con la vida académica– cuando Rubén Hernández e Irene Antón decidieron embarcarse en un bonito proyecto. Sin ningún contacto con el mundo editorial y con pocos recursos económicos, en 2008 decidieron montar la pequeña editorial independiente Errata Naturae. ¿A qué se iban a dedicar después de haber pasado los últimos diez años de su vida leyendo?

Comenzaron editando dos libros y hoy es una de las editoriales de referencia y calidad de nuestro país. Errata Naturae habla de lo otro, lo diferente, lo pequeño, lo ajeno, lo marginal; la errata naturae es el monstruo, aquello que queda un poco apartado de los límites de lo social, el distinto, el que nace por un error o por un azar. Ahora, doce años después, seis personas conforman este sueño con un listado excelente de autores y títulos. Además, entre sus líneas de pensamiento está la sostenibilidad y el compromiso total del respeto al medio ambiente hasta en el uso de su papel ecológico y el adiós definitivo al plástico.