Maquinilla de acero inoxidable

Banbu

€19,51
Precio unitario por

A LA GUERRA

¿Qué podemos hacer para proteger nuestro ecosistema? Muy sencillo: reducir el uso de productos de usar y tirar. Sabemos que si estás aquí es porque lo que te estamos contando te interesa, y algo quieres cambiar. Pero, quizás, no tienes muy claro que hábitos modificar en tu día a día, ¿verdad?

En ocasiones, la solución está en las tradiciones, en la manera que tenían antes de hacer las cosas. Pues bien, os podemos contar que la maquinilla nace hace más de 100 años de la mano de, estadounidense King Camp Gillette. La técnica de cortar la barba con navaja, que era anterior a la maquinilla, requería cierta destreza que no todo el mundo tenía, haciendo que la gente acudiese normalmente a barberías para afeitarse. La maquinilla nace para facilitar esa acción de perfilar la barba desde los hogares o prácticamente cualquier lugar. En septiembre de 1901 creó la American Safety Razor Company y el año siguiente cambió su nombre a Gillete Safety Razor Company.

La comercialización de este producto se hizo internacional gracias a la Primera Guerra Mundial, cuando el ejército de EEUU las donó a sus soldados. Con los años han ido evolucionando y en muchas ocasiones, formando parte de nuestra vida, tanto para hombres como para mujeres. Nos gusta esta idea de afeitarnos o depilarnos donde queramos, pero no es oro todo que reluce.

Desde Honèstica también formamos parte de una guerra relacionada con las maquinillas de afeitar: la de terminar con las maquinillas convencionales de plástico y un solo uso, que producen una gran cantidad de residuos peligrosos para los ecosistemas. A la cabeza de nuestro ejército están Banbu y sus maquinillas de afeitar de acero inoxidable, un material reciclable con el que pretendemos ganar la batalla contra la contaminación. Están pensadas para aquellas personas que quieren una alternativa más sostenible, más eficaz, más duradera, económica y mucho más elegante, a las maquinillas de plástico y a sus nefastas consecuencias para el medio ambiente.

MÁS INFO

- Material: acero inoxidable

- No apto para alérgicos al níquel

- Reciclaje: punto limpio

- No incluye cuchillas de afeitado

MODO DE EMPLEO Y CUIDADOS

¿Cómo afeitarse correctamente con una maquinilla clásica?

Afeitarse de la manera clásica, es tan fácil y seguro como con las cuchillas desechables. Es cuestión de cogerle la mano:

  1. Para colocar la hoja, abre las “alas” de la maquinilla, mediante la rosca que tiene debajo del cabezal y, una vez colocada en su sitio, vuélvela a cerrar, asegurándote de que esté bien colocada y bien sujeta.
  2. Como para cualquier afeitado, lo recomendable es preparar la piel. Puedes hacerlo como de costumbre; con agua templada y mediante la aplicación de la crema de afeitado, o bien, si quieres un extra de preparación puedes aplicarte durante unos minutos una toalla caliente para abrir los poros y ablandar más el vello. Así tendrás un afeitado más cómodo y eficaz.
  3. Comienza el afeitado como de costumbre. Suavemente y siempre a favor del crecimiento del vello. Puedes ayudarte con la otra mano para mantener la piel tensada y que la hoja se deslice mejor.
  4. Desliza la hoja muy suavemente y nunca apliques presión contra la piel. Con un leve roce es suficiente para cortar el vello. ¡Enseguida le cogerás la medida!
  5. Aféitate con movimientos cortos, sin querer abarcar mucho de una vez. Haz una sola pasada sobre una porción pequeña de tu piel, levanta la maquinilla y vuelve a apoyarla en la porción siguiente.
  6. Enjuaga la cuchilla a menudo, cada dos o tres pasadas.
  7. Para finalizar, enjuágate con agua fría para cerrar los poros y refrescar la piel, y aplícate el aftershave como de costumbre.

¿Cómo cuidar tu maquinilla?

Por las características de los materiales de los que está hecha nuestra maquinilla su mantenimiento es muy sencillo, aún así recomendamos los siguientes cuidados:

  • Lavar ligeramente con agua y jabón antes del primer uso sin emplear productos agresivos, para eliminar posibles restos de polvo de fabricación.
  • Tras su uso, es suficiente con enjuagarlas bajo el grifo.
  • Secar con un paño antes de guardarla.

CONOCE LA MARCA

Rodri y Verónica nos invitan a unirnos a su movimiento para la reducción del impacto humano en el planeta. Desde 2018 viven con el propósito de eliminar, todo lo que sea posible, la producción de residuos, y han plasmado todo este trabajo cargado de valores en su proyecto: Banbu.

Como ellos bien dicen: “de nada sirve lamentarnos, ha llegado el momento de actuar”. Estamos enamorados de esta marca minimalista que nos ofrece una gran cantidad de artículos de higiene y belleza en su versión más sostenible, y además eliminando los productos químicos tóxicos, con la finalidad de acabar con la excesiva explotación de recursos.

Gracias a su filosofía, nos ayudan a entender que podemos prescindir de muchos “porsiacasos” de los que estamos rodeados en el día a día, aprendiendo a identificar nuestras verdaderas necesidades de consumo, que terminen con las ideas obsoletas de las compras masivas perjudiciales para nuestra economía y nuestro entorno. Además, como sostenibilidad y elegancia son dos cualidades que cada vez tienen más cohesión, en Banbu también priman un diseño innovador, funcional y de calidad.