Jabón sólido de Caléndula

Laina Cosmetics

€7,95
Precio unitario por

A LO LARGO DE LOS MESES...

Su origen es algo incierto: existen autores que la sitúan en la región mediterránea de Egipto, y otros que defienden su descendencia mexicana, pero de lo que estamos más convencidos a día de hoy, es de los beneficios que nos aporta la caléndula. Esa planta que seguro que está más presente en tu día a día de lo que te hayas parado a pensar.

Pero, ¿qué sabes realmente de ella?

Si entramos en historia, la encontramos en numerosas recetas como uso medicinal y espiritual en culturas hindúes, griegas y árabes. Aparece por primera vez en textos de botánica ya en en el siglo XVI, y en tan solo 200 años, pasó a ser considerada una de las plantas más importantes para la curación de numerosas enfermedades. Se convirtió en un must de las boticarias, que demandaban grandes cantidades de esta flor como ingrediente en sus fórmulas.

Aproximadamente a partir de 1960, se empezaron a conocer mejor los beneficios del uso de esta planta en diferentes tratamientos cosméticos y alimenticios. A partir de ese momento, se generalizó su uso como tratamiento de los trastornos de la piel como los eccemas, además de sus propiedades como bactericida, antiséptico y antiinflamatorio. Ha sido empleada en forma durante muchos años, en caso de úlceras dérmicas, heridas infectadas, dermatitis, varices, hemorroides acné e incluso periodontopatías y conjuntivitis.

El nombre genérico caléndula deriva del latín calendulae que significa "a lo largo de los meses", lo que hace referencia al largo período de floración que tiene la planta, que suele durar casi todo el período estival. De color amarillo-anaranjado, se dice de ella que incluso eleva el ánimo y estimula la alegría. Cuando la vemos en los parques, siempre sabemos que se acerca el verano.

A nosotros nos encanta utilizarla infusiones y aromaterapia, pero sin duda nos quedamos con la sensación de suavidad que nos deja en la piel con el jabón sólido de Laina. Está elaborado con extracto de flores de caléndula, una base de aceite de oliva, aceite de coco y flores de caléndula. El extracto de flor de caléndula contiene carotenos y flavonoides, que ayuda a fortalecer la piel, protegiéndola de agresiones externas y aumentando la producción de colágeno. Además posee propiedades cicatrizantes, calmantes, suavizantes, emolientes y un gran poder antiséptico, antibacteriano y fungicida. En definitiva, este jabón sí que es para utilizarlo a lo largo de los meses. 

MÁS INFO

- 100 gr

- Ingredientes: extracto de flores de caléndula, aceite de oliva, aceite de coco y flores de caléndula.

CONOCE LA MARCA

El 14 de julio de 2020, tras varios meses de trabajo y dedicación, Isabel Sancho puso en práctica los conocimientos heredados de su madre, quien cuidaba a ella y a su hermano con esmero buscando siempre los mejores productos naturales para el cuidado de la piel. Les preparaba mascarillas con pepino para refrescar el rostro, aceite de rosa mosqueta para cicatrizar las heridas o aloe vera para hidratar y calmar la piel tras la exposición al sol. 

Después de que le detectaran a su hija problemas de piel atópica y sensible, surgió su creciente interés por la cosmética natural. Hoy, su propósito es el de ofrecer una cosmética sólida, natural y de calidad, resaltando la belleza y mejorando la condición de la piel, manteniéndola sana y cuidada mediante productos naturales respetuosos con el medio ambiente. 

Laina Cosmetics utiliza una selección de materias primas de cultivo ecológico y proveedores de cercanía. Sus champús y jabones se elaboran en el barrio de Poble Nou, Barcelona, de forma artesana por maestros jaboneros con años de experiencia, no utilizan plásticos en el proceso ni en el packaging de los productos y sus materiales son 100% biodegradables. En la actualidad, la marca colabora con Your Little Tree, una asociación que se dedica a reforestar bosques en España, con quienes contribuyen aportando un 3% de cada venta.