Camiseta manga larga de algodón natural

The Concrete Company

€52,00
Precio unitario por

BENDITA CAMISETA

 Aunque en la Edad Media los soldados ya usaban lo que podía llamarse una camiseta interior para evitar el roce con sus armaduras y los nobles la usaban para evitar que el sudor manchara sus impecables trajes, la camiseta, tal y como la conocemos hoy, surgió en Europa en 1913, pero como prenda de ropa interior.

Durante la Primera Guerra Mundial, esta prenda tan cómoda que usaban los europeos llamó la atención de los estadounidenses, puesto que ellos, en esa época, usaban lana para cubrir sus pieles. Cuando estas camisetas llegaron a EE.UU. eran de color blanco pero, debido a su gran aceptación, los marines las tiñeron con tintes naturales como el café y, cuando regresaron de la guerra, esta prenda se convirtió en todo un éxito; en la prenda estrella para andar por casa.

Pero no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando la prenda adquirió un aspecto más formal y se usó para salir a la calle. Y, a finales de los años treinta, se comercializó como tal, teniendo su punto más álgido cuando famosos como Marlon Brandon o James Dean aparecieron con ellas en las películas de la época.

 Waffle Botones

Camiseta confeccionada con algodón "nido de abeja" de 220 g/m².

LLeva un discreto bordado en el pecho en el mismo tono del algodón.

Talla y Fit

  • Es un corte regular, ni ancho ni estrecho.

Detalles y Cuidados

  • 100% Algodón.
  • Puedes lavarlo a maquina en el programa de algodón a 30º, la prenda ya ha sido pre-lavada.
  • Colgar para secar.
  • Evita el centrifugado, ya que es lo que más daña la prenda.

Cada camiseta está bordada, cortada y cosida en España. 

CONOCE LA MARCA

La firme apuesta por los valores de la moda ética y ecológica están en el corazón del ADN The Concrete. Para su creador, Fernando García de la Calera, quien fundó la marca en 2007, se trata de comprar menos y comprar durabilidad, con diseños casi siempre atemporales. En definitiva, ser uno mismo, ser honesto con la producción y justo en la compra. 

Aunque allá por sus comienzos, la firma surgiese por su pasión por el skateboard, fue en 2018 cuando se interesó por el patinaje y la sastrería tradicional, utilizando las técnicas aprendidas desde entonces para reinventar su marca.

Para poder ofrecer la más amplia variedad a sus clientes, Fernando está en continua búsqueda de tejidos naturales y de otros artesanos con los que colaborar para crear productos funcionales con alma. El purismo es una parte fundamental de su forma de trabajar. De esta forma, se esfuerza y trabaja duro cada día para obtener el mejor producto artesanal.