Bastoncillos de bambú y algodón orgánico para los oídos

Banbu

€7,50
Precio unitario por

ME ADAPTO

¿Te viene a la cabeza ese típico amigo que siempre pone alguna pega? Ese destino no, ese bar está lejos, ahí no que no da el sol, comida india no, que me sienta mal… Y tú le quieres mucho, ¡pero es que encima luego no propone nada! Pues bueno, puedes enviarle sutilmente este mensaje para decirle que debería ser más como el Bambú Moso, el material con el que están hechos estos bastoncillos para los oídos.

Con el nombre científico de Phyllostachys edulis, el Bambú Moso se caracteriza por su facilidad de adaptación: casi todo le va bien. Aunque es originario de China, se hace fácilmente a otros ambientes. Tiene mucha presencia en todo el mundo, es comestible, aporta un montón de oxígeno a la atmósfera, y gracias a sus características, produce materiales seguros, resistentes, higiénicos y ecológicos.

No le vamos a pedir a tu amigo que haga todo eso de repente -porque además, dudamos que sea capaz de producir oxígeno-, pero la parte de adaptarse a los ambientes, un poco le puede inspirar. Seguro que al final encuentra algo en ese indio que le acaba abriendo el apetito.

Y para ti, si eres más el amigo Bambú que se apunta a un bombardeo, queremos hacerte saber que estos bastoncillos de Banbu puedes llevarlos a donde quieras, que aunque vengan 500 en un bote, ocupan muy poquito. Por su finalidad, los bastoncillos convencionales han sido siempre complicados de reciclar. Es uno de los objetos de plástico con más presencia en los océanos, debido a su vida útil de un solo uso y a su pequeño tamaño, que hace que hayan sido difíciles de reciclar. Ahora Banbu te los trae biodegradables para que podamos limpiar lo que queramos, sin ensuciar nuestro entorno.

MÁS INFO

Material: Bambú Moso

Vida útil: un sólo uso por bastoncillo

Deshecho: Bastoncillos Bambú 100% biodegrable. Caja de cartón: al contenedor azul.

CONOCE LA MARCA

Rodri y Verónica nos invitan a unirnos a su movimiento para la reducción del impacto humano en el planeta. Desde 2018 viven con el propósito de eliminar, todo lo que sea posible, la producción de residuos, y han plasmado todo este trabajo cargado de valores en su proyecto: Banbu. Como ellos bien dicen: “de nada sirve lamentarnos, ha llegado el momento de actuar”. Estamos enamorados de esta marca minimalista que nos ofrece una gran cantidad de artículos de higiene y belleza en su versión más sostenible, y además eliminando los productos químicos tóxicos, con la finalidad de acabar con la excesiva explotación de recursos. Gracias a su filosofía, nos ayudan a entender que podemos prescindir de muchos “porsiacasos” de los que estamos rodeados en el día a día, aprendiendo a identificar nuestras verdaderas necesidades de consumo, que terminen con las ideas obsoletas de las compras masivas perjudiciales para nuestra economía y nuestro entorno. Además, como sostenibilidad y elegancia son dos cualidades que cada vez tienen más cohesión, en Banbu también priman un diseño innovador, funcional y de calidad.